SIMPLIFICAR

“Hacer más sencilla, más fácil o menos complicada una cosa.”

En las escuelas, más que a resolver problemas se debería enseñar a simplificarlos, y una vez simplificados, a resolverlos poco a poco. Así, cuando llegase nuestra etapa de madurez (más o menos jóvenes), seríamos capaces de simplificar muchísimas cosas que nos van sucediendo en el día a día y que muchas veces nos atormentan sin tener un peso considerable.

Creo que en ocasiones somos adictos a las preocupaciones, a tener nuestra cabeza entretenida con algo que en verdad no es urgente. Y es que pensar que las cosas ”van bien”, da canguele. Lo peor de todo es que este canguele suele venir por el miedo a la caída de después. Es decir, que la mayoría de veces ni disfrutamos ni pensamos con claridad en lo que estamos viviendo hoy, en este momento, por cosas que no han pasado (y que puede que ni pasen).

Por eso creo que es importante aprender a simplificar los imprevistos y contratiempos que pasen. Aprender a quitar importancia a las cosas, a saber realmente lo que es primordial o notable en el problema, y una vez resuelto, ya nos ocuparemos de las demás cosas que pasen, de los efectos secundarios.

Yo no soy menos y me ha costado gran esfuerzo darme cuenta de que es necesario simplificar: Cuando empecé como voluntaria en la Asociación Española Contra el Cáncer, nos contaron en los cursos de voluntariado los efectos secundarios que pueden tener los distintos tratamientos del cáncer. Uno de ellos fue la esterilidad, y al contárnoslo me dio bastante impresión y preocupación. Yo recibí tratamiento de quimioterapia con 3 años, y de aquí surgió mi miedo. Estuve bastante angustiada pensando que no podría tener hijos, pero por fin y por suerte llegué a la simplificación de mi problema: AQUÍ ESTOY. Es decir, estoy viva y coleando, sana, fuerte, y tengo muchísimas ganas de vivir por lo que doy gracias a (entre tantas personas que me ayudaron) la quimioterapia de salvarme. ¿Qué no puedo tener hijos? Ya haré algo para solucionarlo. Es fácil después de lo superado preocuparse de algo tan liviano. Pero esta no es la actitud, y menos ¡cuando no sé ni si lo soy, ni si no lo soy! Y el mismo ejemplo podría poner para los temidos exámenes, trabajos, reuniones, citas etc..

Así que intentemos buscar el quid de la cuestión, centrar nuestra atención en ello, resolverlo, y después pasaremos al contratiempo, examen, reunión, compromiso…etc siguiente.

Y recuerda que : “ La simplicidad es la clave de la brillantez” Bruce Lee.

escanear0036

Anuncios

4 comentarios sobre “SIMPLIFICAR

  1. A tu edad lo normal es encontrarse con una mente muy idealista y esto que escribes es realista, didáctico y muy práctico. SIMPLIFICAR. Aprender de los hijos, los sobrinos, es toda una experiencia. Simplificando: muy grato.
    Gracias preciosa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s