Emociórganos

Ya venían diciendo los Griegos y los Chinos que las disfunciones de los órganos tenían que ver con alteraciones emocionales, y si esto se prolongaba dando lugar a desequilibrios se producía la enfermedad.

Son muchas las definiciones de emoción que he leído y pocas las que me han gustado, así que me ha parecido bien dejarlo en: reacción psico-fisio-lógica que representa modos de adaptación a los distintos estímulos que recibe un individuo. De esta manera, no categorizamos ni si es una emoción ”buena”o ”mala” como he leído en muchas descripciones, ya que se puede afirmar que todas son positivas, con mesura claro

Pensando un poco en los dichos que se decían antes, esta idea de que las emociones y los órganos tienen puntos en común no es tan descabellada:

– Me pones del higadillo- me estás poniendo nervioso, me irritas.

– Tengo un nudo en la garganta- cuando tenemos ansiedad, miedo al porvenir, situaciones de alarma.

También es curioso la representación del miedo en los niños: se hacen pis encima…

Otro ejemplo son las mariposas en el estómago típicas de cuando nos enamoramos. Éstas tienen que ver con la serotonina, la famosa hormona de la felicidad que es liberada en el sistema digestivo durante esas fases de euforia, que ponen nuestro cuerpo en alerta.

 

Cuadro informativo de los órganos y las emociones

A veces, somos capaces de describir y percibir antes un dolor físico que un estado emocional turbulento. Por eso, sería estupendo que nos parásemos a pensar y escuchar a nuestro cuerpo, a nosotros mismos, lo que nuestra cabeza nos dice pero no le queremos hacer caso. De este modo, a través de la escucha a nuestro cuerpo, podemos prevenir muchas de las alteraciones que sufrimos. Es cierto que hay órganos que no se sabe que tienen una disfunción hasta que no nos hacemos análisis y/o cuando ya la enfermedad está en nosotros, pero por suerte, normalmente el cuerpo suele dar alguna pista de qué es lo que no está funcionando bien: dolores musculares o articulares, alteraciones digestivas… etc.

Es decir, a través de los síntomas físicos descubrir tus emociones y con ello, mejorar tu estado de bienestar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s